M1 Montañero Horizontal en Montejaque y Jornada sobre Seguridad, Material y Técnicas en Espeleología.

27 03 2012

El sábado 17 de Marzo de 2012, pudimos disfrutar y aprender en el centro de Interpretación de la Espeleología en Montejaque del Módulo 1 de Montañero Horizontal.

Montañero Horizontal, es un proyecto que lleva a cabo Pedro Partal, Guardia Civil del SEREIM de Granada junto con Francisco J. Villén, enfermero del 061 en el helicóptero medicalizado de Baza, en el que tratan de enseñar al montañero cómo actuar en caso de accidente en montaña, cómo ponernos en contacto con el 112 y lo que es más importante, a comprender cómo funciona el 112 para así poder ser lo más operativos posibles en este tipo de casos. La parte de primeros auxilios, la lleva Francis, que nos enseña qué hacer cuando nos encontramos con traumatismos, hemorragias, hipotermia, etc… patologías más frecuentes que se dan en un accidente en montaña.

Por la tarde pudimos utilizar material de inmovilización del que disponen los refugios de montaña del Poqueira y del Postero Alto para familiarizarnos con él y al cuál podemos acceder si está disponible en los refugios para seguir aprendiento a utilizarlo. Aprendimos a usar una férula de tracción, un Ferno Ked, distintas férulas de inmovilización, collarines, a inmovilizar y movilizar a un herido, a montarlo en la camilla, a transportarlo con cuidado…

Image

Al módulo acudimos unas 25 personas, la gran mayoría espeleólogos que se desplazaron desde Sevilla, Ubrique, Cortes de la Frontera, montañeros de diversos clubes de Sevilla, bomberos y algún espeleosocorrista.

La Jornada fue muy amena y familiar, creo que todos aprendimos un montón y lo más importante, creo que todos nos fuimos a casa con un buen sabor de boca, tanto participantes como ponentes, por haber podido sacar tanto provecho a una Jornada de casi 10 horas (almuerzo y cafelito incluído… que no todo es aprender :-D) … Si por mi hubiera sido, hubiese empleado el fin de semana completo.

La noche del sábado la pasamos en el camping de Jimera, en una cabaña muy apañada que alquilamos y donde nos dimos una buena cena.

El domingo, pudimos disfrutar de una Jornada sobre seguridad, material y técnicas en espeleología que nos impartió Maky, vimos los distintos nudos, anclajes. cómo hacerlos y cómo ponerlos para emplearlos con seguridad y algunas técnicas para poder salvar ciertas dificultades que podemos encontrarnos en una cueva, como un paso de nudos, tener que cortar una cuerda, etc… Todo fue culminado con un rico “arroz con cosas” de Juan… ¡¡¡Cómo me gustan los arroces con cosas de Juan!!!

Muchas gracias a Pedro y Francis por la labor tan importante que llevan a cabo, ya no quedan muchas personas así por el mundo, muchas gracias también a todos los participantes con los cuales fue un placer compartir vivencias, a Conchi del Centro de Interpretación que nos ha tenido que aguantar más de un fin de semana de preguntas, jaleos de sillas, mueve cartel para un lado y mesa para el otro, camilla arriba, camilla abajo… A Juan por saber gestionar tan bien un lugar dónde poder realizar la Jornada, dónde poder almorzar y dónde poder descansar y a Maky por un tan interesante domingo… no todo el mundo se presta a hacer eso por amor al arte 😉

El fondo fotográfico lo pondré más adelante… cuando elija bien qué fotos poner.

Un saludo y ¡¡¡Nos vemos en las cuevas!!!.





Buena entrada de Año…Jimera y Puente de los Alemanes.

2 01 2012

El año pasado terminó en Jimera de Líbar, donde Juan, Jose Antonio, Maky y Marta, disfrutaron de una variada y exquisita cena a base de langostinos, jamoncito, queso de la serena con Foie de Pato, ensaladilla de la madre de Maky, mis super pimientos rellenos (que mi tarde me costó hacer), todo ello regado con buen vino en porrón y rica cerveza en lata congelada. Éste año decidimos pasar de tanta tele y estuvimos escuchando la retransmisión de las campanadas

  de RNE3… buena música para empezar el año.

Tras saciar nuestros estómagos los cuales previamente habíamos vaciado con una ruta nocturna por los alrededores de Jimera, llegó la hora de la verdad… Pelar las uvas y quitarle los huesos porque realmente a ninguno nos gustaban las uvas… (de hecho, yo las como una vez al año, y hasta el año que viene ya no me toca otra vez).

A las 23.57 minutos… a Juan no se le ocurre otra cosa que intentar poner TVE para ver las campanadas en directo… casi nos las tomamos tarde.

Maky se encargó de preparar el champán, es decir, abrirlo antes de tiempo…como no… el muchacho no puede quedarse quieto.

Y… Din Dong!! Los cuartos… ay! ay! ay! Mis uvas! devuélveme mis uvas….Dong! (Una), Dong (Dos), Dong (Tres…ya empezamos a atragantarnos…Juan va por la segunda), Dong (Cuatro… Juan sigue por la segunda) (…) Dong (Doce, ¡¡Feliz Año Nuevo!!, Juan va por la tercera…) En fin, cuando Juan se terminó las uvas, allá por las 00.15, brindamos con champán y esas cosas que se hacen en fin de año.

Y la primera peli del año fue: El jardin de la Alegría… os la recomiendo.

Pero… a las 09.00 a.m. (Parecía que Juan se había quedado dormido y por fin íbamos a poder descansar más tarde de las 10)… Toc, Toc, Toc  ¿Juanma? Ton, Toc, Toc ¿Juanma?…. ¡¡¡ Cómo me acordé de Penny!!!

Mollete con jamón en boca nos dispusimos a hacer una rutita de senderismo hasta el Puente de los Alemanes. Desde la estación de Cortes cogimos un carril de mala muerte rumbo a nuestro destino… Y como el año hay que empezarlo bien… os dejo una imagen para que lo comprobéis…

¡¡¡SIIIIIIIIIIIIII PINCHAZO!!! Menos mal que estos 3 hombres son 3 hombres muy apañados.

La ruta hasta el Puente de los Alemanes el preciosa, va junto al ¿Guadiaro?… Tiene unas vistas increíbles y un montón de animalillos que parecen no asustarse de nuestro paso… ¡¡Incluso cabras vestidas de gala con collares de colores y cerdos que…mmm…como estarían en la chimenea!!!

El camino no es corto, y mucho menos si tienes que dejar el coche mucho antes de lo previsto por el mal estado del acceso, por lo que nos da tiempo de hacer fotografías, hablar de nuestras cosas, encontrar cristales, admirar el paisaje, bajar un poco el mollete que habíamos desayunado, disfrutar de un día de sol fantástico (parece mentira que estemos a 01 de Enero…) e incluso hacer el payaso.  Junto al acceso al Puente, hay un cortijo abandonado precioso que sé que más de uno querría rehabilitar… ¿verdad?

  Junto al cortijo, te asomas a una cornisa y ¡¡¡Ahhhhhhh…..!! ¡Qué bonito sería poder volar! Una caída de un montón de metros, pero unas vistas preciosas. En el suelo, unos anclajes orientados al otro lado del cañón ¿Será una tirolina? Habrá que investigar.
El viento pegaba fuerte y era muy frío…creo que es ahí donde me he pillado el resfriado que me he pillado…pero esas rocas tienen algo…me podría pegar horas sentada en ellas mirando a los buitres.

Dejo algunas fotillos…

Bueno, la verdad es que nunca he entendido muy bien cómo funciona ésto de las fotos en el blog, pero… yo lo intento.
El puente de los Alemanes es precioso y desde él se puede ver que el Barranco de las Buitreras nada le envidia… (apuntamos dos actividades más para un futuro incierto: Rápel desde el puente y Barranco de las Buitreras).

La vuelta no se hizo larga…pero ya habían pasado la hora de comer y la de la cervecita…. ¡¡¡Oh!!! ¿qué hacemos? Menos mal que en el mesón de los alcornocales (¿Se llama así?) Supieron tratarnos bien y deleitarnos con un rico salteado de setas, costillitas y ensaladilla… mmm… apuntamos otro Bar de Tapas “Frías”.

Bueno, voy dejando ya ésto, que me está quitando más tiempo del que quería dedicarle.

Un placer empezar el año con vosotros y con la naturaleza.





Empecemos bien el 2012

2 01 2012

Bueno, puesto que nadie se hace cargo del Blog… Lo haré yo.
Escribiré una crónica de cada salida que hagamos (y a la que yo asista, claro está, porque si no estoy…no sé lo que voy a escribir). De todas formas, se acepta alguna mano de vez en cuando.

Resumen muy resumido de las últimas actividades del Club.

– Cueva del Agua (Iznalloz, Granada). (5-5-11).

– Cueva del Agua (Iznalloz, Granada). (30-5-11)—-> Todo un éxito…nos encantó.

– Cueva del Agua (Júzcar, Málaga). (9-7-11).

– Barranco Sima del Diablo (Júzcar, Málaga). (10-7-11).

– Sima Begoña (Mollina, Málaga). (23-7-11).

– Cueva Mayor (Atapuerca, Burgos). (9-10-11).

– Cueva de las Paúles (Monte Santiago, Burgos). (10-10-11).

– Cueva Palomera – Sima Dolencias (Sistema Ojo Guareña, Burgos). (11-10-11).

– Sima de Lepiotas (Sierra de las Nieves). (23-10-11) —–> Manolo se estrena en simas. Nacho, Manolo, Maky y yo (Marta), pasamos un frio aterrados buscando la sima entre la niebla.

– Senderismo: Pinsapar de Grazalema. (7-11-11) —–> Mamen hace un pacto con el hombre del Tiempo y consigue que un grupo multitudinario disfrute de un día maravilloso.

– Sima de Cacao (Villaluenga del Rosario). (20-11-11) —–> Ole, ole!!! Que pedazo de equipo!!

– Sima del Águila (Antequera, Málaga). (4-12-11) —-> Grupo Plutón continúa con sus andanzas. Pepe se reincorpora.

– Buscando un nuevo Barranco (Júzcar, Málaga). (18-12-11)

-Todos los martes —-> Sesión de entrenamiento y Maky-putadas en el rocódromo de San Pablo. Algunos aprendemos a instalar.

-(23-12-11). PEDAZO DE CALDERETA Grupo Plutón.

-(31-01-11) Noche Vieja en Jimera. Comilona en buena compañía. Recibimos el año nuevo desde la base de exploraciones.

– Ruta hasta Puente de los Alemanes (01-01-12)—-> Empezamos bien el año con una bonita ruta desde la estación de Cortes de la Fra hasta el Puente de los Alemanes sobre el barranco de las Buitreras…en breve, crónica con fotos.

¡FELIZ AÑO NUEVO A TODOS!

 





Cueva del Agua

11 04 2011

Sábado 9 de Abril, 8:20 a.m.:

-¡Juan! Soy Marta, nosotros ya vamos por Alcalá ¿Y tu?

-Nosotros aún no hemos llegado, vamos por el kilómetro 14.

-Ok, iremos más despacito para que nos alcances. ¿En qué coche vais? ¿En el de Manolo o en el tuyo?

-En el mio. Nos vemos en Osuna, en la venta que hay al lado de la gasolinera.

-Venga hasta luego…

A pesar de ir despacito, no nos cruzamos con Juan y Manolo en ningún momento, lo raro fue cuando:

-¡¡¡Prrrrr!!!

– Juan, la venta está cerrada, no abre los sábados.

-Imposible, estamos aquí y está abierta.

Conclusión: Maky y yo nos habíamos equivocado de venta, pero…¿Cuándo nos había adelantado Juan? Todo un misterio…(Pepe, esto para que lo lleves a Cuarto Milenio :p)

Tras un copioso desayuno (ya en la venta adecuada), los 4 fantásticos pusieron rumbo a Antequera. Una vez en el carril Juan dejó estratégicamente situado su coche porque según él, el carril estaba en muy mal estado…¡¡¡y en tan mal estado!!! Después de ver el maky-car en Motillas, cargado hasta las manillas subir como un campeón, tuvimos que abandonarlo en un olivar porque para atrás si que iban…pero hacia adelante las ruedas se pusieron en huelga y no había manera…¡ni empujando!

Así que nos echamos a la espalda todos nuestros trastos y en ná y menos nos plantamos en la entrada a la cueva…lo divertido era intentar ponerse el neopreno, Manolo y Maky no lo pasaron muy mal, pero creo que Juan y yo hicimos más esfuerzo poniéndonos el neopreno que dentro de la cueva. De esta situación saco una conclusión: Nuevo entrenamiento para el Grupo Plutón: ponerse el neopreno- hacer un sinfin-quitarse el neopreno….y después de varias veces, o morimos deshidratados, o no nos podemos quitar el neopreno nunca más o ganamos las espeleolimpiadas (suena raro, ya lo sé, pero os aguantais).

Lo mejor de todo: Tumbarse en el agua fría después del trabajoso esfuerzo de ponerse el neopreno.

La verdad es que la cueva es muy bonita, muy parecida  a los meandros de Sima Águila y disfrutamos un montón chapoteando y haciéndonos fotos…aunque de repente…¡¡Zas!!

-La cueva está sifonada.

-No puede ser, yo la recordaba más larga.

– Pues no será por aquí. A lo mejor es por donde se ha metido Marta y la han atacado los murciélagos (¡aaaaggghh!)

Vuelta para atrás (utilizando a 3 hombres de parapeto frente a los murciélagos) y entramos en otra zona, también de meandros, pero ya sin agua y con alguna gaterita graciosilla (¿verdad Juan?). Llegamos a una sala un poquillo más grande con unos Seres del Reino Fungi (Pregunta Plutón: ¿Cuántos reinos hay?), muy peludos y muy bonitos, rodeados de pulgas blancas que tenían serias intenciones de comerse a Maky.

Avanzamos un poco más, pero no creáis que mucho más, pues un montón de murciélagos en huelga convocaron una manifestación pro-reproducción y decidimos darnos la vuelta.

Aunque corta, la vuelta fue muy disfrutona y aprovechamos ya que teníamos tiempo de sobra, para jugar un poco en el agua (como verdaderos niños).

El punto del día: La super-comilona en Archidona. Vieiras, gambones, almejas, champiñones rellenos, mollejas, cochifrito, tarta de queso, tarta al whisky…puros manjares regados con abundante cerveza.

Con el estómago lleno, el coche principal (Juan y Manolo,  esta vez con Manolo al volante) tiraron millas hacia Sevilla, el coche secundario (Maky y Marta), no pudo evitar echarse un siestazo a la sombrita…si no, se la pegaban.

Con esto y un bizcocho…

¡Un besazo a tod@s!

Marta.





Puente del 28 de Febrero

2 03 2011

Bueeeeeeeeeeno…haciendo un gran salto en el pasado y haciendo caso omiso de algunas crónicas que faltan…voy a ver si conseguimos retomar el blog, que por lo menos a mí tanto me gusta.

Este puente pasado, un intrépido grupo de espeleólogos-escaladores se ha atrevido a visitar la zona del Chorro para realizar actividades como Sima Soldao, Escalar en la zona de escalada de La Escalera Suiza, y un tercer día que se iba a completar con el Caminito del Rey, pero aquí la que escribe, pilló un catarro de mil demonios, así que fuimos al Mirador de Las Encantadas (Creo recordar).

El viernes 25, allá que partió el equipo avanzadilla (Marta y Maky) para Mollina y así no tener que madrugar el sábado 26 para hacer Sima Soldao. Cuál fue su sorpresa que creyendo haberse metido en el carril correcto, terminaron perdidos entre olivos y no pegando ojo en toda la noche porque la inclinación de la furgoneta era como para dormir con arnés y anclarse…toda la puñetera noche deslizándome sobre la esterilla…

A la mañana siguiente, quedamos en Alameda (creo), con el resto del equipo mientras nos zampábamos buenas tostadas con rico zumo de naranja…a falta del mío me bebí el de Maky y creo que parte del de Nacho.

Bueno, ya estaba todo el equipo reunido, Mamen, Juan Carlos…¡¡Que siiii, que ya sé que se llama Juan Antonioooo!!! ¿o era Jose Antonio? :p…, Nerea, Sergio (¡¡¡Por fin amigo!!! Te echaba taaaaaaaaaannnto de menos….), Nacho, Maky y una servidora (Marta), pusimos marcha al carril que nos llevaría a los aparcamientos de Sima Soldao y empezamos con la parte más divertida de la espeleo…ropa pa´rriba, ropa pa´bajo, dame un mosquetón, toma la cuerda, quillo no tengo pilas, esto no me cabe en la saca… y pusimos rumbo cerro arriba para llegar a un “boquete” que había en el suelo que era la entrada a la sima.

Comenzó instalando Mamen, mientras Sergio y yo, no dejábamos de darle vueltas al tema del “Paso de la Risa” (¿Cómo será?, Tengo miedo, ¿Cabré?, ¿Por qué le dirán ” de la Risa”?… tras una diaclasa puñetera que al final no fue para tanto y algunos ráppeles más, llegamos al famoso paso… bajar no nos resultó difícil…de echo, nos tranquilizó bastante que fuera facilillo…lo que no sabíamos, y espero que aquí no exista la censura, es que a la vuelta, el pasito de marras, no tiene Ni Puta Gracia…. por eso lo llamarán ” de la Risa”.

En busca del famoso Caballito de Mar, que en tiempos lejanos Nacho vio una vez, fuimos a dar con salas con formaciones verdaderamente bonitas, y con otras que te daban ganas de llorar (¿Por qué están todas esas formaciones rotas?), y con ¿cristales de yeso? ¿se llaman así? cosa que jamás había visto y que me gustó muy-mucho.

Algunas fotillos de la cueva…

Lo que jamás me imaginaría yo, después del frío que he pasado otras veces, es que en una cueva podría hacer tantísimo calor, me sobraban hasta….bueno, bueno, para qué os voy a decir nada.

A la vuelta echamos un ratillo más que en bajar, pero al fin y al cabo un ratillo muy agradable, pues cuando se va en buena compañía, el tiempo se te pasa volando.

Cuando salimos a las 17.30h, Mamen ya había tirado millas en busca de Juan José…digo… Juan Antonio, que el muchacho se había quedado esperándonos mientras hacíamos la cueva, supuestamente cogiendo espárragos para la cena, pero los espárragos los cogimos Maky, Nacho y yo mientras bajábamos de nuevo a los coches.

Otra fotillo de dos de los incombustibles:

Pues ya en los coches, fuera arneses, fuera monos, lavaillo de cara y manos, un poco de sal de alumbre, un chorrito de vino en bota, algún gitanito, un bocao a la tableta de chocolate de Nerea y rumbo a la Finca la Campana, en El Chorro, que es donde nos quedaríamos a dormir, no sin parar antes, por supuesto, en el famoso Kiosko del Chorro donde ponen unos tercios de Cruzcampo como para comerse un buey relleno de pajaritos (absténganse los que no vinieron, pues no comprenderán esta expresión).

Un poco más para allá que para acá llegamos a nuestro “hogar por 2 noches”, entre guiris sacamos las tortillas, empanadas y embutidos y nos dispusimos a cenar. Poco a poco fuimos cayendo rendidos en la cama…Pero por la noche…PRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR…PRRRRRRRRRRRRRRRRR…¿Peró qué seto? Un teléfono sonando…la gente todavía no comprende que hay ciertas horas en las que la gente duerme…¡¡¡Y a ver si nos acordamos la próxima vez de silenciar el teléfono!!!…la maldición del teléfono también nos acompañaría la madrugada del domingo al lunes.

A las 9 nos pusimos en planta, preparamos los equipos de escalada y a las 11 quedamos para desayunar con Nacho en el Hotel la Garganta. Tras unos cafés que se enfriaban mientras llegaban las tostadas, pusimos rumbo al sector conocido como “Escalera árabe y Escalera Suiza”, desde el cual hay unos paisajes increíbles. Subimos el carril para dejar el material y volver abajo para aparcar los coches…haciendo campo a través no tardamos más de 20 minutos en volver a reunirnos con los que se habían quedado cuidando del material.

Una vez a pie de vía, nos calzamos nuestras indumentarias y echamos un día más que apañao, donde nuestra amiga Mamen se estrenó escalando y nos dio la grata sorpresa de que…pa lo chica que es no se le da nada mal. También estuvimos practicando vías de varios largos y disfrutando por fin del solecillo que hacía tiempo nos había abandonado.

Algunas fotillos del espléndido día de escalada:

Y cómo no…cuanto lo echaba de menos…”El Trío Incombustible” :

Cuando ya amenazaba la noche, nos dispusimos a recoger cuerdas, cintas, mosquetones, etc… para emprender la bajada, A priori por el carril, pero que los traidores de Maky y Marta hicieron en ná y menos corriendo campo a través (creo que Nacho se sorprendió bastante al vernos dos veces en el mismo camino por delante de él).

Cervecita en la estación y para “casa” que nos esperaba una rica y densa sopa de fideos de primero con fideos chinos de segundo…¡¡¡Qué me gusta la variedad!!!

Aquí la servidora empezó a encontrarse realmente mal, Maky por fin había conseguido pegarle su resfriado, así que pospusimos el Caminito del Rey para otra salida y decidimos que al día siguiente haríamos algo más light, visitar el Mirador de las Encantadas, esa torre+casita que se ve allí en lo alto cuando estás escalando y te hace pensar: “¡Jo!, me encantaría vivir allí.

Sin lugar a dudas, me encantaría vivir allí, la panorámica te quita el aliento.

Y con esto y un bizcocho…os dejo que mañana entro a las 8.

Marta.





FINDE DE LLANURAS, ALTURAS Y BAJURAS (Jornada micológica, Vía ferrata de Benaoján y Hoyo de Cortes) -pendiente de fotos-

26 11 2010

En un lugar de la sierra (Serranía de Ronda) de cuya fecha no puedo acordarme (por el tiempo que hace que fuimos) andubían un grupo de hidalgos de los de cesta de mimbre en mano, arnés en la cintura, mochilas al hombro y mucha ilusión…

Pues sí señores, este era el plan para este fin de semana, un buen plan para los que nos gusta el campo, donde vamos con la intención de tocar todos los palos, aprovechar los recursos y alimentos naturales que nos da la montaña por estas fechas (mmm a las ricas setas!!), actividades de vértigo (vía ferrata de Benaoján) y como no, meternos en las entrañas de la sierra (Hoyo de Cortes, -80m).

Al amanecer de un sábado cualquiera, me presento en la casa de Juan de Jimera de Libar a eso de las 8:30 de la mañana… toc toc toc hola?…. toc toc toc hay alguien?… toc toc toc me abrís?….. todo en silencio, las persianas bajadas…. Por una rendija veo que la casa está a oscuras y….. ¡¡¡oigo una vocecilla!!! – mmmmmmm…. Me parece que están llamando a la puerta……. . –Pues sí señorita Virginia!! Habíamos quedado a esta hora!! Venga pandilla de dormilones!!. Me abre Eduardo con cara de zombi total y en pijama, y bueno…, el panorama es totalmente desalentador (para uno que viene totalmente activo). Tooodo el mundo dentro de sus sacos y con pocas intenciones de levantarse, Eduardo (que se vuelve a meter dentro de la cama), Virginia que no hizo el amago de salir, y  Marta y Maki que estaban enrollados (término que se usa para describir a alguien o a algo, envuelto en alguna cosa) cada uno en sus respectivos sacos. Menos mal que uno ya es perro viejo y sabe como despertarlos a todos, solo hay ir a buscar a Juan y ya se encargará él de revolucionar la casa. Voy saltando entre colchonetas y bultos que procuro no pisar por no distinguir bien si se trata de alguien inesperado enrollado en su manta, y consigo llegar a la planta de arriba, y como no, Juan ya estaba en pie, vestido, y Nerea aunque en el saco de dormir, también estaba bastante espabilada.

Pues como suele ser habitual en Juan, enciende luces, abre persianas, piropea las caras de dormidos de todos, coge sus mochilas, suelta sus mochilas, saca la cámara de fotos, la vuelve a guardar, en fin… todo un ritual para despertar a la gente y que puedo aseguraros que es efectiva y al final acabas saliendo del saco aunque te estés muriendo. Por fin hay luz en la casa y la gente está de pie!! – Venga vamos!! Que hemos quedado para desayunar en Cortes a las 9:00 con Diego!!. En seguida todo el mundo se pone en marcha y empiezan a cargar mochilas en los coches. De paso enseño a alguien (no recuerdo a quién, creo que a Virginia y Eduardo), lo mona que es la cestita de mimbre que compré el día anterior en los chinos, con encajitos y todo (que lógicamente quité), y que reconozco que pasé un poco de vergüenza por la calle el tramo que hay desde la tienda hasta mi casa… no había manera alguna de coger la cestita sin perder tu masculinidad, afortunadamente la calle es poco transitada… una vez pasas de largo el instituto y los bares….. vaya tela!! Pero bueno, ya tenía por fin mi cesta para las setas dispuesta a ser llenada hasta rebosar, aunque los que la vieron no tuvieron mucha fe en que lo hiciéramos.

Después de las risas oportunas a costa de los encajes de mi cesta, iniciamos la marcha hacia Cortes donde entramos en el bar a desayunar, y donde habíamos quedado con Diego que ya se encontraba allí. Tras las pertinentes presentaciones empezó la ronda de cafés, tés, tostadas, napolitanas de chocolate, ensaimadas… vamos, tanta variedad de desayunos como personas estábamos, no repitió plato ni uno. Después de llenar los estómagos nos montamos de nuevo en los coches e iniciamos la marcha hacia la zona donde siempre vamos a coger setas, que casualmente es donde van a coger setas todos los domingueros, pero al menos esta vez madrugamos más que ellos jeje!!

Ayyyy la micología…… esa actividad que dicha así suena un poco friki, pero que engancha a todo el que lo intenta, y si no que se lo digan a Eduardo que salió del bar con su cámara de fotos al cuello diciendo: – yo voy pero voy a hacer fotos, eso de ir con la cestita por el campo cogiendo setas no me gusta… Y acabó dándole la cámara a Virginia y correteando entre los arboles gritando ¡¡Aquí hay otra aquí hay otra!! Alguien tiene una navaja para prestarme??. – Veeenga señor “esto no me gusta”, yo te dejo una que he traído de más, jajaja!!!

Pues nada mas parar en el primer lugar escogido por Juan por haber encontrado otros años Amanitas Caesareas, Marta, con lo poco que ve la jodía, avistó nada mas pisar suelo cuatro o cinco Macrolepiotas. Enseguida subieron los ánimos (parecía que iba a ser un buen día de recolección), y de momento nos desperdigamos todos por la montaña, unos subiendo y otros bajando. Al cabo de un rato nos volvemos a reunir en los coches, y parece que el equipo que fue montaña abajo ganó. Juan llenó su cesta con boletus y como no, con alguna que otra Caesarea, el equipo que fuimos montaña arriba, aparte de las Macrolepiotas que encontró Marta, alguna más y algún boletus, no encontramos demasiadas comestibles conocidas, muchísimas Rússulas que como no sabemos distinguir bien (es una pena porque la mayoría son comestibles) no cogimos ninguna, y bastantes Boletus Satanás que son la mar de curiosas, pero no comestibles.

Ahora que me acuerdo, Nerea era otra que empezó cogiendo las setas con guantes y acabó diseccionándolas a pelo a ver a que olían.

Bueno, después de hacer varias paradas y poco a poco ir llenando las cestas, encontramos por fin un sitio donde, a pesar de que a Juan no le parecía buen lugar, decidimos parar, yyyy…… Las cestas hasta arriba!!!!!! Macrolepiotas por un tubo, un montón de Caesareas, más Boletus, Chantarelas…. Y todo en un paseíto que nos dimos, la zona es bastante grande y tiene muuuuy buena pinta, pero decidimos dejar ya de coger porque las cestas estaban a rebosar y no íbamos a comer más de lo que teníamos. Así que felices y contentos, volvimos a los coches, nos hicimos las fotos pertinentes con las cestas y nos fuimos al bar de cortes donde desayunamos por la mañana, para celebrarlo con una cervecita, y para que el dueño del bar que entiende bastante de setas, echase un segundo vistazo a todo lo que habíamos cogido para estar totalmente seguros de que sabemos lo que cogemos. Una vez dado el visto bueno, brindamos con nuestras cestas en lo alto de las mesas y comentamos las anécdotas de la mañana.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

De camino a casa de Juan en Jimera, paramos en el bar de la piscina y nos tomamos otra cerveza con unas empanadillas que hace el cocinero que es argentino y están de muerte, una mezcla entre empanadilla y rollito de primavera jaja!!.

Ya en casa de Juan nos ponemos todos manos a la obra, y la cocina se convierte en un hervidero, éramos ocho personas y había trabajo para todos, limpiando setas, cortándolas, empanando las macrolepiotas, poniendo la mesa, preparando el arroz… y como podéis ver en la fotografía, y como bien dijo Marta, todos con una sonrisa en la cara de oreja a oreja. ¡¡¡ Que alegría de cocina por Dios!!!

Menu: Macrolepiotas empanadas (bueniiiisimas!!!!) y arroz con setas……. y alcachofas (también bueníiiiisimas pero os recomiendo que omitáis las alcachofas. Si quieres setas, pues setas, no mezclemos mas de la cuenta!!…… lo siento Juanillo) pero también estaban muy buenas. Todo esto acompañando de buen vino, buena cerveza y buena compañía.

Y ahora empieza el momento digestión….. comooo???

Aquí nadie se duermee!!! Como me acueste y me duerma ya no me levanto hasta mañana!!! (para el que no lo sepa, empalmé días)…. Nada, no hay nada que hacer… puff pues vaya tela, a ver que hago yo para no caer muerto…. Habéis visto la película Crank?, esa en que a uno lo coge la mafia y le inyecta una droga que le para el corazón y la única manera de mantenerse con vida hasta conseguir el antídoto es estar en todo momento adrenalítico perdío?…. pues más o menos así estaba yo, como me sentara y se me cerraran los ojos  … hasta mañana, así que a Maki, que también estaba por dormirse se le ocurrió darme trabajo, coger la Hilti (Taladro de baterías que usamos para instalar las cuevas), e irme al campo a hacer unas pruebas de duración de batería, vamos…. Buscar una piedra y empezar a agujerearla hasta que la batería se gastara. Así que allí que me fui yo, monte arriba, buscando un lugar alejado del pueblo para no llamar mucho la atención, y una piedra un poco apartada de todo y que no estuviese en ningún lugar pintoresco, para empezar a agujerearla. TRRRRRRRRRRRRRR 1, TRRRRRRRRRRRR2, TRRRRRRRRRRRR 3……. En total pude hacer 10 taladros con una broca de 12, y unos 15 cm de largo. Bueeeno, pues ya he terminado el trabajito, de vuelta al pueblo, y a paso ligero por estar escuchando cerca de mí unos ladridos de perro que se acercaban no sé muy bien con qué propósito. Y ahora sí que tó er mundo parriba!!!! Venga señores!! Que tenemos que hacer la vía ferrata y a las 19:00 ya es de noche!!!…. parece que ese argumento les convenció, así que se pusieron en pie y nos montamos de nuevo en los coches Marta, Maki, Virginia, Eduardo y Yo. Maki y Yo ya conocíamos la ferrata de Benaoján, y Marta aunque ésta en concreto no la conocía, ya tiene experiencia haciendo otras, y además es una magnífica escaladora como todos sabéis, pero este era el bautizo ferratero de Edu y VirginiaJ. Siempre es emocionante hacer una actividad con alguien nuevo y ver las caras de emociones, miedo, concentración, admiración, y sobre todo, de satisfacción una vez que terminan. Allá que empezamos a subir, Maki primero con una cuerda de 65m para posibles rescates, ayudas o abandonos, Eduardo el segundo, Marta la tercera, Virginia la penúltima, y yo de ferratero escoba… menos mal que los gases intestinales son más ligeros que el aire, porque la comilona de setas que nos dimos al medio día nos dio un concierto en la ferrata en DO mayor sostenido, repleto de CODAS (para el que no sepa que es una coda que lo busque en Wikipedia, jejeje!!! Y lo de “menos mal”, es porque yo iba el último (el de más abajo) y no sufrí las consecuencias del concierto jajajaja!!!!.

Pues allá que íbamos los cinco subiendo… pasando fracionamientos, anclándonos para descansar, mirando el paisaje de Benaoján a nuestras espaldas, y no sin algún que otro apuro, y metedura de mano por necesidad y siempre de manera profesional… lo siento Eduardo, tu mujer me lo pidió encarecidamente, y en esas circunstancias, colgado de un cable de acero y anclado a una gabilla de hierro a yo no se cuantos metros de altura, la única manera de ayudarla era cogiéndola del culo, pero vamos, que el precio que pagué a cambio mientras le empujaba, fueron pisotones en hombros, brazos, manos cara y casco, para intentar pasar el pasito desplomado… así no merece la pena cogerle el culo a nadie… Una vez pasado este tramito, seguimos subiendo y subiendo y subiendo, y se nos fue haciendo de noche… las luces del pueblo se encendieron, pasamos el puente tibetano a oscuras con la luz de nuestros cascos, y al llegar al final de la ferrata nos esperaba una luna llena saliendo por el horizonte que nos invitó a pasar un buen rato sentados los cinco en todo lo alto disfrutando de una magnífica vista nocturna de Benaoján.

La bajada por detrás de la montaña no fue tan romántica, es un caos de bloques que si ya de día no sabes por donde meterte para bajar, imaginaros por la noche a la luz de las linternas… piedra parriba, piedra pabajo, metete por ahí, no, por aquí no se puede, esto me suena… pues a mi no me suena nada…. En fin, al final entre sube baja mete y saca conseguimos llegar a la valla que indica el caminito hacia la carretera, nos montamos de nuevo en los coches e iniciamos el regreso a Jimera donde a buen seguro Juan ya nos estaba preparando algo. Efectivamente, Juan como es normal en él, no solo tiene la costumbre de despertarnos aunque estés muriéndote, si no que también tiene los detalles de tener siempre preparado algún plato especial, y alguna cerveza fresquita o vino, esperando para los que vienen de hacer actividades, Gracias Juanillo!!, los demás fuimos sacando lo que nos habíamos traído para comer, lo pusimos en la mesa a disposición de todos, de nuevo charlamos, reímos y comentamos como había ido el día, y …. Por fin a dormir!!!!

Amanece un nuevo día!! De nuevo Juanillo comienza su ritual para ponernos a todos en pié (Juan, como tengas un ritual de apareamiento tan efectivo como éste…. No digo ná, jaja!!). De nuevo todos despiertos, desayunados y listos para las nuevas actividades. Hoy nos separaremos en dos grupos, Juan, Eduardo y Virginia, han quedado con Nacho para ir a la Sierra de la Víbora y bajar a la Sima con el mismo nombre, para hacer unas prácticas en campo, y que los menos experimentados vayan cogiendo soltura con la realidad de las simas y cuevas. Pobre Edu… creía que tenía que andar en llano, y lo que no sabía es que la sierra de la Víbora es una Sierra que aparentemente es muy corta, desde donde aparcas el coche se ve la cima de la sierra, pero la realidad es muy distinta, la pendiente no es muy pronunciada, pero la sierra es larga con coj…es, por mucho que andes, parece que se va haciendo más y más larga y nunca avanzas JAJA!! Bueno Edu, no todas las cuevas iban a estar a pié de carretera jajaja!!

Por otro lado vamos Maki, Marta, Nerea y Yo, con el plan de iniciar unas primeras excavaciones e intentar desobstruir una zona de la que creemos que puede tener continuidad la Sima, aunque hay muuucho que trabajar y escarbar.

Una vez llegamos a los llanos de libar, empezamos a sacar todo el material de los maleteros… palas, mazos, palancas cinceles, palaustres guantes de obra, vamos, parece que vamos a “hacer” una cueva! Jeje!! Nos repartimos el material entre las sacas de los cuatro e iniciamos la marcha de una horita aproximadamente hasta la boca de la Sima. Por el camino vamos encontrando champiñones, con lo que ya tenemos otra zona para ir a recolectar setas para otra ocasión. Este paseíto si es un paseo muy agradable, porque aunque vamos cargados de material, es todo el rato en llano y además hacía una temperatura muy agradable… QUE BONITO ES EL CAMPO!!!

Llegamos a la Sima y como suele ser costumbre, lo primero que haces es asomarte….. cagónlaleche!! Pero que hondo está esto!! Y yo porque no me aficionaré al ajedrez??…. jejeje… a derretir guantes!!

Después de arrepentirte de mirar al fondo, empezamos a ponernos los equipos y Maki comienza a bajar e instalar la Sima, nos va dando el libre, y uno a uno vamos bajando el primer pozo de 40 metros hasta estar todos reunidos en la cabecera del segundo pozo, para evitar tirar alguna piedra desde la rampa que une el primer pozo con el segundo. Una vez ahí, Maki comienza de nuevo a bajar y uno a uno volvemos a estar otra vez juntos en el fondo de la Sima a -80 metros. Localizamos la piedra que queremos quitar, y empezamos manos a la obra, a sacar tierra y barro… mas tierra y mas barro…. Piedras…. Mas piedras tierra y barro….. pues así estuvimos unas pocas de horas hasta que conseguimos liberar a la roca principal de todo lo que la sujetaba por su perímetro, con la palanca que llevamos ya conseguimos mover un poco la piedra, pero es imposible sacarla porque puede pesar así a groso modo unos 600-700 kilos, con lo que una vez terminada la tarea de liberar la roca, recogemos todo el material y empezamos a subir los primeros 40 metros. De nuevo nos reunimos en la cabecera del segundo pozo e iniciamos el ascenso del primero. Ya se nos ha hecho de noche, hace un pelín de frío, pero aun nos queda una hora de camino hasta los coches con las mochilas cargadas. Nos cambiamos de nuevo y empezamos la marcha nocturna rodeados de ojos brillantes por todo el camino que nos miran fijamente…. Al principio yo creía que eran luciérnagas por lo separadas que estaban, pero eran los ojos de las vacas del cortijo….. Menudas cabezas que tienen!!! Y menudo susto que me dio una que por poco me infarta!!! Me faltó el canto de un duro para comerme a la vaca, y cuando le vi los ojos tenía la cabeza como a un metro mía….. PUFFFF!!!! Menudo acojone!!! , aunque creo que Nerea se asustó mas, porque yo, antes de ver a la vaca vi a Nerea pararse en seco y gritar una exclamación seca sin decir palabra… ese fue el primer susto que me llevé, el segundo fue al girar la cabeza hacia donde miraba Nerea y ver ese cabezón junto al mío….

Después de esquivar a las vacas y encontrar algunos champiñones nocturnos llegamos de nuevo a los coches, y después de un poco de avituallamiento, nos dirigimos de nuevo hasta Montejaque donde nos tomamos unos refrescos, y nos repusimos un poco para el camino de vuelta a Sevilla.

Pues una vez más, el finde dio mucho de sí y cumplió con todos sus objetivos, que a pesar de haber hecho muchas cosas, el objetivo principal no es más que estar en el campo con los amigos.

Cuando volvemos?????





Río Verde (en proceso)

26 11 2010




Sistema Hundidero-Gato (18/09/2010)

16 10 2010

El fin de semana de 17, 18 y 19 de septiembre de 2010, el Grupo Espeleológico Plutón volvió a hacer de las suyas.

La avanzadilla del grupo (Sergio, Pepe y Marta) llegó el mismo viernes 17 al campamento espeleológico situado en Jimera de Líbar, donde esperaron mientras disfrutaban de buena cerveza de importación al cabeza de grupo y Presidente del Club Don Juan Mayoral.

Tras algunas degustaciones alemanas (Previo al Oktober Beer Fest), fuimos a la Cooperativa para machacar a los lugareños al billar y para quedarnos atónitos con los cálculos matemáticos de Juan al Dominó y su gran equilibrio para construirse torretas con fichas sobre una mano.

Aunque tarde…nos fuimos a la cama…pero no duró mucho mi descanso cuando Maky me despertó al teléfono para que despertase a Juan…Se le había olvidado el permiso…comenzaba la cuenta atrás…

Mientras Pepe y Sergio gritaban desde ultratumba: ” NOOOOOOOO….GATO NOOOOOO”, Juan ya estaba vestido y casi con un pie en la puerta. En la Cooperativa (otra vez), nos esperaban 4 molletes con Tulipan y “finos” filetes de jamón, junto con 4 cafés con leche.

¡¡Rumbo a Gato!!

Allí nos esperaban Manolo Franco, Nacho, Ignacio y un gusiluz amarillo fluorescente (Maky). Hicimos dos grupos: Juan, Ignacio y Nacho entrarían por Gato para fotografiar y explorar algunas salas.

Pepe, Sergio, Manolo Franco, Maky y yo para hacer la travesía…en principio ida y vuelta.

Estrenando modelito (nuevas mallas Grupo Plutón, de venta en grandes almacenes),

con los escarpines puestos, el casco también y el neopreno al hombro (¡¡¡menudas pintas!!!) bajamos decididos hacia la gran boca de Hundidero…impresionante… allí empezaba nuestra aventura subterránea colmada de pasamanos equipados con cadenas que pegan pellizcos en los dedos, ráppeles en paredes MUY resbaladizas, preciosas salas llenas de Gours, lagos y más lagos con agua helada, atascos varios (ballena varada!!!) en la Galería de la Ciénaga, apuestas para ver quién estaba más sucio en la inmensa sala conocida como “la Plaza de Toros” (por supuesto gané yo)…y un largo etcétera.

Varias cosas hemos aprendido:

Los reflectantes no funcionan si están sucios, si no que se lo digan a Pepe y Sergio, que para no perdernos a la vuelta, colocaron algunos en puntos críticos.

-Y otra cosa importante: Cuando Maky te dice que te queda hora y media de galería y empieza a apretar el paso, es posible que en 25 minutos salgas de la Galería del Aburrimiento bailando como Michael Jackson (a patinazo limpio).

Cuando por fin vimos la luz, las primeras carillas asomadas que vimos fueron las de Juan, Ignacio y Nacho, que se rieron de lo lindo cuando nos vieron aparecer hasta las manillas de barro.

Lo de hacer ida y vuelta…pues bueno, tuvimos una baja, Pepe, que como sabreis tiene tocados los meniscos y ambos tendones rotulianos inflamados. Yo también quise darme de baja si teníamos que hacer la vuelta a una velocidad media de 0.2 makys por segundo (porque el chiquillo, que venía directamente de trabajar, también se iba directamente a trabajar) o lo que viene siendo: “A la velocidad de Maky, peto en mitad de la cueva”. Así que sólo quedaba la solución de que Sergio y yo entráramos solos a nuestros propio ritmo para recuperar las cuerdas…Pero a papá Juan no le pareció bien que entráramos solos y nos perdiésemos la gran comilona que nos esperaba en la Venta…Así que lloramos un poquito por nuestras cuerdas y mosquetón (que más tarde ha recuperado otro grupo), saltamos varias veces desde el Salto del Caballo para que se terminasen de limpiar nuestros equipos de una forma natural y nos fuimos a comer!! mmmm…que rico estaba todo…incluso algunos experimentaron nuevos sabores y texturas, ¿verdad Pepe?: Nata + clara de huevo frito= tocino de cielo. ¡¡¡JAJAJAJA!!!


Cuando la comilona acabó, algunos (Nacho,Ignacio, Manolo y Maky) se fueron a Sevilla, otros (Pepe, Sergio, Juan y yo) nos quedamos en Jimera para pegarnos una buena siesta Ménage à trois en el sofá del salón, mientras Juan creía que eran las 3 de la mañana (y no las 9 de la noche) y que habíamos perdido toda una noche de cervecitas.

El cansancio se apoderó de algunos, pero de otros no, así que allí que fuimos Pepe y yo a Cortes de la Frontera a tomarnos alguna que otra copilla y comprobar con nuestros propios ojos, que algunos conejos vuelan.

A la mañana siguiente, Sergio y Juan nos trajeron churros a la cama ¡¡Que maravilla!! y Eduardo y Nerea nos esperaban al pie de la vía ferrata de Benaoján la cual estaba hasta las manillas, por lo que decidimos hacer senderismo acuático en el Valle del Río Genal, en el cual coincidimos con gente de mi otro Club (¡¡¡Esquirol!!!) y disfrutamos de un bonito día de agua y sol.

¡¡Un beso a tod@s!!

Marta.





Barranco del Lentejí

2 09 2010

La historia continúa imparable y los miembros y miembras de este blog se fueron, una vez más, en búsqueda de nuevos lugares y aventuras, esta vez en Granada, con la intención de hacer el barranco del Lentejí.

El miércoles 25 de agosto, Sergio y yo (Pepe), salimos dirección a Granada sobre las 18:00h. En Granada ya nos esperaba la avanzadilla (Sergio, te has dado cuenta que siempre vamos en cola), que exploraban los bares de la zona para cuando llegáramos nosotros no perdiéramos tiempo en búsquedas infructuosas. Llegamos a Pradollano sobre las 20:00h, ya que es allí donde nos alojamos, en un mágnífico apartamento que Marta amablemente compartió con nosotros, con un emplazamiento inmejorable. Desde la terraza podemos ver justo enfrente todo pradollano, con toooodas sus pistas, telesillas y remontes, mirando a la derecha se puede ver Granada y un extenso paisaje donde pueden verse unos atardeceres impresionantes, y mirando a la izquierda tenemos el Veleta casi a tiro de piedra quien puede pedir más teniendo estas vistas?…. Bueno, por pedir pedir… podríamos pedir LUZZZZ!! Ya que a causa de algún malentendido con la compañía eléctrica, habían cortado el suministro en el apartamento, pero esto no hizo más que darle un toque místico a nuestra estancia en Sierra Nevada.

Nada más llegar, descargamos el equipaje y nos fuimos a cenar a Granada. Alguien conoce en granada, alguna calle que no tenga cámaras ponemultas?. Afortunadamente no pasamos por ninguna de estas cámaras pero tienes que estar ojo avizor para evitarlas. Después de aparcar en no sé donde, empezamos a andar buscando el centro, hacemos una parada en un cajero para sacar dinero, nos enteramos de que Marta es rica y no nos había dicho nada, y vemos dentro del banco a una limpiadora un poco sospechosa… demasiado tarde para limpiar un banco no??…. a lo mejor lo estaban “”limpiando a fondo””. Bueno, nosotros nos fuimos de allí y que cada uno resuelva sus problemas económicos de la mejor forma que pueda.

Por fin llegamos a una placita que no sé como se llama donde había una calle que tampoco sé como sé llama y donde había un bar que conocía Marta que tampoco sé como se llama (No Marta, es obvio que Marta se llama Marta, me refiero al bar… toc toc toc Peny, toc toc toc Peny, toc toc toc Peny…), y donde disfrutamos de la magnífica cultura cervezotapera de Granada degustando unas lagrimitas de pollo, unos pimientos del padrón yyyyy…. Algo más que tampoco me acuerdo pero que estaba mu bueno. Tras esta primera parada, salimos a buscar un nuevo lugar para seguir conociendo el centro, mientras, por el camino vamos encontrando a relaciones públicas de los bares de la zona dándonos invitaciones a copas y descuentos para mojitos etc… La segunda parada no estuvo tan bien como la primera, la cerveza no estaba tan fresquita, y los montaditos… de alcachofas… bueno, no eran para tirar cohetes ni siquiera a la basura, así que no pasamos mucho tiempo en este lugar, y al salir, alguien vio un gran cartel encima de un bar donde rezaba: CRUZCAMPO. Nunca se vio mas unanimidad ni mejor consenso en un grupo de seres humanos, todos derechitos hacia el bar.

El bar estaba bien en todos los aspectos, y estaba regentado por una curiosa mujer bajita de rasgos sudamericanos que imitaba a Chiquito de la Calzada ¿¿?? Sergio aún está convencido de que la muchacha era de Gines… . Entre “jarrr” y “chiquitín” llegó el dueño del bar y, no sé por que motivo, se ensarzó en una conversación con Sergio y Marta y acabó sacándonos un cuenco de Cabrillas “al infierno” porque picaban más que Caponata a Peregil (esto es anterior a Espinete eh? jaja) Hubo un intento de evasión y evitar comernos el cuenco de cabrillas, pero vino el dueño del bar y no sé lo que le dijo a Sergio que él solito acabó comiéndoselo entero.

Una vez terminados en este bar pensamos en entrar a una tetería y pedir una cachimbita, pero pensando en que Maki tenía que conducir decidimos comprar una y hacerla en el apartamento de Pradollano, y así lo hicimos, aunque… al pasar por uno de los bares de copas de los que nos habían dado invitación nos hicimos débiles y no pudimos evitar entrar a tomarnos un “par” de Mojitos, eso sí, Maki, mu responsablemente con un helaito ya que era el conductor, los demás disfrutamos un buen ratillo con nuestra copita y nuestro bailoteo.

Tras (como he dicho anteriormente) un par de Mojitos, recogimos el tinglao y nos fuimos a casa, no sin darnos un buen susto antes de llegar, ya que se nos cruzó una cabra montesa que nos obligó a pegar un buen frenazo, pero todo quedó en eso.

Al llegar a casa, Maki se tuvo que acostar ya que tenía que madrugar para ir a hacer unos recados ineludibles de tipo familiar, con lo que no pudo disfrutar de la cachimbita que el resto del grupo preparamos junto con una botellita de sidra con su peaso de escanciador electrónico que me regaló Irina en mi cumpleaños (eso no lo venden en el Media Markt!!) Fue un magnífico colofón antes de irse a la cama.

Al día siguiente cuando despertamos, como era de esperar Maki no estaba… es más… fue Maki quien nos despertó llamándonos por teléfono para que empezáramos a espabilarnos ya que íbamos a ir a pasar el día a la Herradura, así que con mucho esfuerzo nos fuimos desperezando y poniendo en marcha, y bajamos de nuevo a Granada donde habíamos quedado con Maki y con su hermano, cuñada, sobrino, novia de sobrino y hermana de novia de sobrino. Tras las pertinentes presentaciones pusimos rumbo a la Herradura.

Al llegar a la playa, encontramos un magnifico lugar para colocarnos entre palmeritas que daban sombra durante todo el día, nos sonrió la suerte ya que no llevábamos sombrilla. Tras desplegar todo el material dominguero, Sergio, Maki, Marta y Yo cogimos nuestro material de Snorkel y nos fuimos al agua a ver a los pececillos, aunque Sergio y Maki duraron poco, ya que eso de tener que respirar por un tubo no pareció ser de su agrado. Marta y yo continuamos buceando bastante rato hasta que llegamos a unos de los extremos de la playa donde hay un pequeño arrecife donde se suelen hacer los cursos y bautismos de buceo, ya estando allí, la mar empezó a agitarse un poco mas de la cuenta y tuvimos que salirnos ya que yo empezaba a marearme mas de la cuenta…. Pepe parribaaaa, Pepe pabajooo, Pepe parribaaa… Pepe pabajooo…. Puffff por favorrr quiero tierra firmeeee!!!! El resto del día discurrió entre agradables conversaciones, risas, gazpacho, tomatito aliñao y melón, y tras un último baño y algunas fotos subacuáticas con mi nueva cámara de fotos “water resist”, recogimos el chiringuito y de nuevo rumbo a Granada.

Como íbamos en coches distintos, Sergio y yo nos paramos en Cenes a tomar algo mientras llegaban Marta y Maki, pero como tardaron una jartá, nos cansamos de esperar y nos fuimos para Pradollano ya que Marta me había dado previamente la llave de la casa (menos mal), así que allí que nos fuimos Sergio y yo. Y ahora el dilema….. Pepe, dúchate tu primero y dependiendo de los gritos que des ya veré si me ducho yo o no… (os recuerdo que no teníamos luz y el termo era eléctrico). Bueno, me hago el fuerte, y entre gritos consigo meterme debajo del agua (también comentaros, que aunque estamos en verano, la temperatura en Pradollano no es la misma que en Granada, por ejemplo.) Lo mas jodío es cuando estás enjabonado y piensas…. Joder… ahora si que no me puedo echar atrás y tengo que meterme otra vez por cojones bajo el agua… pues nada, mas gritos y limpito como una patena. Nada mas salir comenta Sergio… Pepe, ve pensando una buena escusa para que me meta en la ducha…mmmmm ¿Cuándo sales te quedas muy bien?….. Los Cojones!! Invéntate otra!!!!. Bueno, al final también se hizo fuerte y se ducho también entre gritos, jaja!! Una vez los dos fuera empezamos a comernos unas patillas y a prepararnos una cachimbita la mar de relajados hasta que llegaron Marta y Maki. La ducha de Marta fue rápida y discreta y no recuerdo haberla escuchado gritar…. Pero como no, cuando se metió Maki, a Sergio y a mi se nos ocurrió coger agua helada de las neveras donde teníamos las cervezas y refrescos de la playa, y entrar en la ducha para echársela…. En realidad fue un favor, porque luego el agua de la ducha le pareció más calentita jeje…. Este si que gritó en condiciones!! JAJA!!!

Cuando salío, nos reunimos todos en el salón, estuvimos cenando algo y tomando sidrita y la cachimbita e ideamos una serie cómica para sacarnos de pobres… un albergue regentado por un carcamal obsesivo, dos hermanos uno encargado de mantenimiento que vacila de comerse tó lo que se le ponga por delante pero en realidad no se come una rosca, el otro hermano que es el cocinero, gay, pero que se lo come tó, y la camarera que es amiga y confidente del cocinero gay y odia a muerte al de mantenimiento e intenta hacerle la vida imposible. Ya solo resta hacer un capítulo piloto a ver como sale jeje!!

Esta noche nos acostamos tempranito porque nos teníamos que levantar a las 8:00 para ir a hacer el barranco, ya que yo trabajaba ese mismo día por la noche en Sevilla y había que ser ágiles.

Al día siguiente nos levantamos a la hora propuesta, desayunamos, recogemos un poco y según el horario previsto emprendimos el camino hacia Lentejí. El barranco lo iniciamos sobre las 12:45h, entre llegar, dejar un coche abajo, subir con el otro coche y preparar todos los equipos se te va el tiempo y no te das ni cuenta, La primera parte del barranco discurre sobre un cauce seco, la verdad que un poco caluroso. Pudimos salvar varios rápeles destrepándolos con lo que no perdimos demasiado tiempo. La organización fue muy buena, hicimos parejas de dos, rotativas, es decir, uno monta el rapel con su cuerda y baja el primero, el segundo espera al tercero y se van adelantando para montar el siguiente rapel, y el cuarto se queda ayudando a recoger al primero. De esta forma se equipa el barranco de una forma muy ágil. Tras hacer varios rápeles en la parte seca llegamos a la conexión con el Lentejí, donde encontramos la primera poza con agua corriente y muy fresquita, cosa que se agradeció mucho por el calor que hacía. Menos mal que Marta llevaba pastillas potabilizadoras porque a esta altura del barranco ya nos habíamos bebido todas nuestras provisiones de agua.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En esta poza nos pusimos los neoprenos y comenzamos a descender por el cauce del río encontrándonos rápel tras rápel, cada cual mas bonito que el anterior pero menos que el posterior, algunas cascadas muy disfrutonas y algún que otro salto. No sé en realidad cuantos rápeles son en total, pero son bastantes, unos quince por lo menos, si no se hace el barranco de manera ágil puede hacerse bastante tedioso. Nosotros tardamos cinco horas, y si por mí fuera… repetía. En cuanto llegamos al coche todo eran prisas porque Sergio y Yo nos teníamos que ir corriendo para Sevilla si quería mantener mi puesto de trabajo. Afortunadamente llegamos JUSTO A TIEMPO!!!, solo me dio tiempo a tirar las maletas en el cuarto y cambiarme para irme pitando con un cansancio muy reconfortante….  Repetimos??





Nuevas ferratas en la Serranía de Ronda

11 08 2010

Por medio de unos compañeros de otro club llegó a nuestros oídos que en breve habrá once ferratas nuevas en la serranía de Ronda. Cuatro de ellas, según publicaciones en internet, ya estaban terminadas.

Atraídos por la sensación de descubrir unas ferratas nuevas, Pepe, Marta, nuestra compañera Nerea y un servidor (Maky) nos ponemos en marcha el viernes 6 de Agosto a Jimera de Líbar, al campo base (casa de Juan) con idea de ir organizándonos para el sábado subir dos en Benalauría, y el domingo hacer otra que hay en la zona de escalada de las cabrerizas en Benaoján.

El plan era bien sencillo, levantarnos temprano y con la fresquita atacar las dos ferratas, después a medio día irnos a la piscina y pegarnos unos bañitos refrescantes….pero….como suele pasar cuando llevas los planes organizados, al final tienes que cambiarlos:

Al llegar a Jimera montamos “el salón” en medio de la calle de Juan. Una silla por aquí, un banquito por allá, la mesa en medio y… ¡que fresquito se está en este pueblo! entre copa y copa (y trozo de tortilla) había que quitar la mesa para que pudiesen pasar los coches…

“¡Anda Marta, coge las sillas! ¡Pepe, agarra la mesa conmigo! ¡Nerea, Nerea… y Nerea? Pero si se ha escondido!!! “

Al terminar de cenar, Marta, Pepe y yo fuimos atraídos (es mas yo diría que absorbidos) por una musiquilla que sonaba desde la plaza. Al acercarnos para curiosear….

“PERO QUE SSEEETOOO!! Las fiestas del pueblo!“
“Pos habrá que pegarse unos bailes“
“una cosa rápida y nos vamos a dormir“

…Aun no sé en qué momento de la noche confundimos la palabra madrugar por trasnochar. A eso de las 5:30 AM (o sea, de la madrugá) aun en la plaza del pueblo creímos oportuno retirarnos a descansar.

“¿Quién pone el despertador? “
“Ya lo habrá puesto Nerea“

Cierto, Nerea con su reloj biológico se despertó a eso de las 7 para desayunar y se acostó de nuevo. A eso de las 12:00 del medio día nos despertamos el resto del equipo. Pero como mandan las leyes incombustibles, haga viento o haga calor las actividades hay que realizarlas, así que ni cortos ni perezosos nos pusimos en marcha. Siguiendo las indicaciones que nos bajamos de internet llegamos a un cruce donde salía un carril con un cartel que indicaba: VIAS FERRATAS

“Bien! vamos por buen camino“
“Pues digo yo que si está puesto el cartel es porque ya han terminado las instalaciones no? “ Pensamos todos.

Después de subir el carril, y cuando el Maky-car dijo “aquí me he quedao”, aparcamos y nos pusimos a prepararlo todo.

“Yo tengo una foto de la ferrata“ dijo Marta.
“Pues yo tengo las coordenadas“ dijo Pepe.
“Ah! Pues yo tengo el GPS Justo aqui…. Mierda! Me lo he dejao en casa de Juan“ Adivinad quien dijo eso…. Premio, fui yo, er Maky.

Así que nos pusimos en marcha hacia donde intuíamos que podían estar las ferratas y… Bingo, empezamos a ver los cables. Después de un pateo de 20 minutos a pleno sol llegamos a los cortados donde se abría la primera ferrata.

“Estupendo, da la sombra“
“Un momento, pero… si no están instalados los cables“
“Je je… pues los escalones solo llegan hasta la mitad de la pared…“

Sí señor, la ferrata no estaba terminada. Es más, La segunda ferrata no está ni siquiera empezada.

Bajo el lema: Quién dijo miedo!!! Cogimos nuestra cuerda dinámica y, asegurándonos a los anclajes y peldaños que ya estaban puestos, subimos la ferrata hasta donde terminaban los peldaños. En total unos 30m de pared vertical muy chula y con unas vistas impresionantes. Después nos movimos un poco por los alrededores y descubrimos unas vías de escalada deportiva que habrá que atacar la próxima vez que volvamos.

De vuelta, una paradita para hidratarnos con unas cervecitas y sales minerales en forma de chetos y papas con sabor a chorizo, y de nuevo al campamento base a ducharnos (sí señor, por raro que parezca esta vez nos duchamos todos, pero sólo porque queríamos probar la Sal de Alumbre de Pepe…¡¡¡Qué gran descubrimiento!!!). A nosotros se agregaron Eduardo, Nuria y Juan, que venían de pasar el día paseando por el campo, así que, de nuevo a montar la mesa en la calle y a cenar todos juntos…. Y de postre…… tachán tachán…. de nuevo a la plaza para pegarnos otro homenaje de bailes y copas…

Al día siguiente nuestra compi Marta fue la más madrugadora, se levantó a eso de las 6 de la mañana porque tenía que irse a trabajar. El resto nos pusimos en marcha un poco más tarde, a eso de las 12 de la mañana. Mientras Eduardo, Pepe y yo nos preparábamos para atacar la ferrata de Benaoján (que tampoco sabíamos si estaba terminada) Nerea y Nuria prefirieron ir a la Cueva del Gato a pegarse un baño, y Juan (alma bondadosa) se quedo en la casa preparándonos un arroz de los suyos que por cierto cada vez le salen más buenos.

“A las tres tenéis que estar aquí“ Dijo Juan
“Pero Juan… mejor a las cuatro ¿no? “ dijimos
“A las tres y cuarto…“
“A las cuatro menos cuarto…“
“Bueno, a las tres y media“
“¡Trato hecho! Ya decía yo que tenía que haber empezao a regatear desde las cinco…“

Por suerte la ferrata de Benaoján estaba instalada, así que rápidamente nos pusimos en marcha y con Edu a la cabeza empezamos a escalar. A media ferrata se abre un puente tibetano que cruza de un lado de la pared a otra. Después de gastar el “carrete” de la cámara de fotos en el puente terminamos de subir, recogimos a las niñas, y de vuelta a casa de Juan a darnos el lote de comer. Gracias Juan por ese pedazo de comilona. El fin de semana tocaba su fin, así que todos a recoger y de vuelta a la civilización.

Maky-consejos:
A fecha del 7 de Agosto de 2010 las ferratas de Benalauría no están terminadas, una de ellas está instalada hasta la mitad y sin cable de acero, y la otra ni si quiera se ha empezado.

La vía ferrata de Benaoján si está terminada.

Para más información sobre las ferratas aquí pongo el enlace donde nosotros sacamos los datos: